Conferencias de humo: ¿Y quién es esta gente?

El próximo miércoles tendremos en Lima una conferencia más de social media. Dom Sagolla se presenta como co-creador de Twitter y Randi Zuckerberg viene a hablar de Facebook.

Cada vez que le preguntan a Dom si trabajo en Twitter, presenta fotos para justificarse y dice que no sale en esas imágenes porque él las tomo. Randi dice que no tiene idea de lo que pasa en Facebook y prefiere cantar "Let it go” sin razón aparente.

Twitter ya dejó en claro que Dom Sagolla no tiene relación con ellos y menos que sea co-creador de Twitter. Su puesto de Jefe de Calidad fue en Odeo, no en la plataforma de microblogging. Randi dejó de trabajar en Facebook hace 6 años.

En Chile la conferencia fue pobre y aburrida, el descontento fue escandaloso. En Argentina, lo mismo.

¿Por qué un estudiante tiene que pagar casi $80 USD por escuchar a gente que no tiene idea de los proyectos que presenta? ¿El organizador de esta “cumbre” no googlea quienes son sus ponentes? ¿Puede venir cualquiera a este país a engañar a la gente?

No hay turistas

En Perú, el 8 de Noviembre de 2008 organizamos Barcamp con un grupo de amigos. Un evento donde solo tienes 10 minutos para hablar, y solo 10, más 5 minutos para preguntas. Eso era todo.

Podías hablar de tu proyecto o del tema que te interese sobre tecnología. El evento tuvo bastante acogida por la agilidad: el formato obligaba al ponente a ser específico. No había presentaciones predefinidas, no había turistas, todos participan. Un grupo de nerds desconocidos se juntó a hablar de las cosas en las que trabajaban.

Se hicieron varias ediciones, conocimos a gente nueva y proyectos interesantes. Hasta vino gente del extranjero, con su plata. Los organizadores no cobramos nada y donamos el tiempo que pudimos. Hubo auspicios de pizzas y gaseosa para los asistentes.

Hicimos el evento porque sabemos que hay mucha gente que no la suben a un estrado porque no es amiga de alguien, no tuitea o no es de la “gentita”. Nos interesaba escuchar a la gente que hacía las cosas y creo que lo logramos. Hoy, varias de esas personas que participaron aquel día, son referentes en su especialidad.

Se nota cuando alguien habla sobre lo que sabe hacer.

Que hable el que tiene un proyecto

El organizador debe curarse en salud y suspender el evento. Es evidente que los ponentes no aportan nada nuevo, e incluso es cuestionable cómo se presentan.

El filtro debe ser mejorado en estos eventos. Necesitamos sumar calidad y experiencia.  Vemos constantemente gente que se presenta con el único mérito de tener una cuenta de Twitter o saber postear en Facebook. Eso es demasiado básico. No presenten cosas que se aprenden googleando, eso no da para armar un evento. Menos para asistir a uno.

Propongo que hable el que hace, no el que dice. En 2008 nos funcionó, en 2015 también debería funcionar. Si queremos tener una comunidad respetada, debemos ser más autocríticos con estos eventos.

No le hagan perder el tiempo (y dinero) a la gente.